Monday, December 22, 2008

PARALELOS CON LA HISTORIA DEL ANCIANO H

Hace años atrás, tuve una entrevista inquietante con una persona de nombre Faruk. Me contó muchas historias de su vida, que realmente me parecieron increíbles. Desde encuentros con personajes desconocidos hasta visiones, en equipos electrónicos, de ¿fantasmas?. En fin, he comentado en mi otro sitio estas cosas, y las relaté sin analizarlas, tal y como las oí en su fecha.

Hoy me predispongo a hacerlo de nuevo. Pero esta vez, dar a luz la historia de su hallazgo de la "piedra". No cómo la obtuvo luego de años de esfuerzo. Sino, cómo se la obsequiaron.

En un café del centro de Buenos Aires, Argentina, me confesó estas palabras (perdí la grabación que tenía y recurro a mi memoria, lo básico e importante esta aquí:

- ¿Usted sabe cómo hacer la piedra?.

- Sí. Lo sé.

- ¿Y cómo descubrió este secreto, porque no es nada sencillo?.

- Pues hace tiempo atrás, en un bar de cierta región, una persona ingresó buscándome a mi. Tenía aspecto como de alemán, y me dio un recipiente con unas instrucciones. Al principio lo guarde todo y no le di importancia. ¿Quién era yo para que me diera eso? Pensé que se habría confundido, aunque igual lo guardé todo. Esta persona me dijo que volvería a verme más adelante. Pero todavía no lo hizo.

- ¿Qué le dio?.

- Un frasco con un polvo rojizo, pesadisimo, y un papel con unas instrucciones que decian que debía fundir plomo o mercurio y luego, añadir este polvo en una cantidad especifica envuelto en cera.

- ¿Lo hizo?.

- Al principio no le di importancia, lo deje ahí archivado con otras cosas. Pero un día, aburrido, lo probé. Y cuando lo hice se despertó mi fiebre por el oro. Porque pude convertir un pedazo de mercurio en oro de la mejor calidad, según pude constatar con un especialista.

- ¿Así como así?.

- Sí, se produjo como un leve y suave estallido en el crisol, y todo se tornó dorado. Pensé que era un teñido o algo así, incluso un truco, pero al analizarlo me di cuenta que tenía oro. Lo gasté todo intentando revelar cómo era que se hacía la piedra. Finalmente, luego de muchos años, de gastarme mucho dinero, descubrí el fuego secreto para hacerla.

- ¿Cuál es?.

- Pues el KOH.

A continuación me explicó una “receta” del todo parecida a la vía del anciano de Mendoza, aquella que relaté en este webblog. Luego, también me enteré, porque en este mundilllo todo es pequeño, que era conocido del anciano. Me dijo que no podía ponerla en práctica esa “formula” porque no tenía el espacio y el tiempo, y andaba medio mal de su estado (había sido operado hacía poco). No obstante, en su descripción, concordó en todos los detalles que me refirió el anciano.

¿Prueba que el anciano posiblemente haya tenido la piedra autentica? No lo sé. Pero sí es probable que la formula haya sido pasada a él por Faruk.

No obstante, a cada momento me doy cuenta que si no te revelan el secreto, difícilmente alguien pueda desentrañarlo de tratados. La verdad está esparcida aquí y allá. Y aunque tengamos un producto parecido a lo que pensamos que es la piedra, si no transmuta, no es alquimia, no es la Gran Obra, es un elaborado engaño.

Lo mejor que podemos hacer es trabajar, analizar concienzudamente todo, y no dejarnos engañarnos nunca por los alquimistas. Creo que sólo la naturaleza habla claro y firme.

S.Jarré

No comments: